Ya era hora que DC Cómics y Warner Bros se pusieran de acuerdo para hacer una película digna de envidiar entre las historias de superhéroes. Esta vez, por fin han conseguido despertar interés por parte del público de ambos géneros al producir una cinta protagonizada por una mujer. Recordemos el poco eco que se hizo de Elektra o Catwoman, en paz descansen. Ha tenido que ser la directora Patty Jenkins (Monster), la que a través de la creación de una heroína fuerte y segura, haya conseguido limpiar el nombre del universo cinematográfico de DC, véase El hombre de acero, Batman vs. Superman o Suicide Squad.

Nada que objetar sobre el arranque de la película, narra perfectamente la historia de Diana, el pasado de su pueblo y su papel en el mundo a través de flashbacks y sencillas pero simpáticas animaciones. Nos presentan a una pequeña guerrera, que desde su infancia ansía recibir adiestramiento para convertirse en una Amazona más y estar preparada para el regreso de Ares en el mundo de los hombres.

Algo que ha funcionado a la perfección ha sido la elección de la actriz Gal Gadot (Fast and Furious) para el personaje de Wonder Woman. Gracias al tacto de Patty, han conseguido mostrar la personalidad de un personaje como Diana, apasionada por la guerra (no por el mal), ruda y fiel a sus principios de humanidad en una época donde se carece de ello, en plena Primera Guerra Mundial.

No diré que el nombre de Zack Snyder no se esconde tras los títulos de crédito en los que aparece como guionista y productor. Tampoco diré que me disgusta que haya dejado huella en muchas de las secuencias de acción en las que la cámara lenta se vuelve el elemento protagonista. En ocasiones, creía estar en el desfiladero de las Termópilas rodeado de los 300. En su contra, añadiré que no han aprendido la lección en cuanto a cerrar un film. Ya habían recibido negativas críticas sobre el abuso del CGI y más cuando llega el fin del metraje, y ésta vez no ha sido menos.

Por último, añadir que salí gratamente sorprendido y con esperanzas de que sea un antes y un después en las historias de superhéroes de DC Cómics. Ahora le toca a Marvel dejar de lado los remakes de personajes explotados y crear superhéroes con personalidad, alejados de los estereotipos, como consiguieron con Deadpool.

Puntuación: 7,5

Puntuación usuarios:
Media: 5