spot_img

Space Jam: El baloncesto y el amor familiar como eje de todo

La esperada secuela de la película de 1996, esta vez protagonizada por el jugador de Los Ángeles Lakers, Lebron James, ha hecho que más de uno recuerde lo sucedido en la primera parte. Con el baloncesto y con la relación entre padres e hijos como punto central, el filme de la Warner busca explorar los sentimientos de los hijos, además de revisar cómo una postura rígida puede llevar a la separación de las familias. Además, el regreso de los Looney Tunes acrecienta este largometraje, siendo uno de los más esperados de la factoría en los últimos años.

La película, que se remonta a la juventud de James, se centra en la actualidad, donde la poca atención que el jugador le presta a su hijo Dom, que desarrolla su propio videojuego, sumada a la rigidez con la que se muestra, hacen que ambos se embarquen en una aventura en el Serviserso de la Warner Bros. Acompañados de Al. G. Ritmo (Don Cheadle), padre e hijo descubren muchas cosas con el paso de la película. Sobre todo, en el caso del alero, que aprende a divertirse y a ser uno mismo, algo que había perdido, con la ayuda de los personajes más conocidos de la industria.

Los efectos especiales, con gran presencia en la película.

Envuelta por la polémica, sobre todo en España, debido al doblaje (por la entrada de la cantante Lola Índigo), “Space Jam: Un nuevo legado” es una película disfrutable por toda la familia, en la que una parte fundamental reside en sus efectos especiales. Ya no solo la adaptación de los Looney Tunes, sino que la entrada de diversos personajes de casi todas las ramas de negocio cinematográfico con las que cuenta la Warner hace que el espectador se quede fascinado por todo lo que tiene que ofrecer una factoría que es de las más potentes del mundo.

Asimismo, la fotografía es otro de los puntos fuertes de la película, ya que, de la forma en la que se enfocan conceptos como el Serviverso o, cómo se luce el mundo de los Looney, impresiona.

Por otro lado, hay que reseñar que el argumento, a pesar de que no compite con la primera película, tiene ciertos puntos en los que se podría haber mejorado. Ciertos aspectos como es el caso de la relación padre-hijo y la intervención del villano se podrían haber potenciado, hay intervenciones de personajes, como es el caso de Lola Bunny, que podrían haber interactuado más, y esa es una de las cosas por las que Space Jam 2: Un nuevo legado pierde algo de fuelle en cuanto a su predecesora.

Un reparto potente para acompañar a Lebron James.

Sorprende ver la capacidad de actuación de una persona completamente ajena a la profesión como es el caso de Lebron James. No es una tarea sencilla la de ser el protagonista junto a las insignias de un estudio de la categoría de Warner, pero el jugador ha sabido desenvolverse razonablemente bien para lo que se podría esperar. Acompañado por un buen elenco, entre los que destaca Don Cheadle, que sorprende por su gran interpretación de un villano, ya que habitualmente ha aparecido como héroe en Marvel (no hay que olvidar que encarna a Máquina de Guerra), James ha solventado de forma decente su primer papel como protagonista.

En conclusión, a pesar de que “Space Jam 2: Un nuevo legado” tiene muchas cosas a mejorar, es un estreno que revive ciertos momentos del pasado y que cumple con lo que promete, que es entretener. Esta película, muy buscada por los fans después del estreno del primer filme, puede decepcionar, pero de lo que no cabe ninguna duda, es que no deja a nadie indiferente.

Puntuación: 6/10.

#LoMasLeído

#TePuedeInteresar