Money monster es una película que cuenta la historia de un programa de televisión que se dedica a dar consejos relacionados entre otras cosas, a las inversiones en bolsa. Un día entra un joven con una pistola en pleno directo con el fin de conocer el motivo por el que perdió 60 000 $ cuando se suponía que era una inversión segura. Finalmente todo resulta ser culpa del propietario de la empresa en la que el joven invirtió.

Lo que realmente me ha llamado la atención es lo que Walt Camby (también conocido como “el malo”) menciona cuando es descubierto. En resumidas cuentas, él pregunta que por qué nadie investigó ni se quejó cuando las acciones estaban subiendo. Aunque claramente sus acciones fueron ilegales y malintencionadas, tiene mucho sentido lo que él pregunta. Cuando las acciones suben a nadie le importa lo más mínimo a que se debe, pecan de codiciosos al igual que él, pero en cambio cuando empiezan a perder dinero se indignan y buscan justicia. Yo me planteo, que si los inversores hubiesen sabido de la ilegalidad de la empresa cuando sus acciones subían, no les hubiese importado la justicia ni mucho menos.

Aunque Money monster es floja como película, distingue con habilidad dos bandos claramente diferenciados: los empresarios (los de arriba) y el pueblo (los de abajo). Está bien saber que no se limitaron a eso, y plantearon que los de arriba pudiesen ser igual de malos que los de abajo.

Ni siquiera me parece que la película esté criticando algo, si acaso, contra los programas financieros que dan consejos a la ligera, y en este caso está realmente exagerado pues se lo toman como si fuera un juego (con sus disfraces y sus bailecitos parecía El Hormiguero).

static-4eaf3a24fd753e1960f7916999b7106fKyle (el joven que entra armado) tambalea entre héroe y villano. A veces parece que está loco (cuando su novia empieza a gritarle, se nos sugiere que puede ser simplemente un estúpido), cuando se niega a aceptar el dinero se acerca más al héroe, pero para mí es un insconsciente, algo que queda claro cuando Walt Camby le pregunta que donde estaba él cuando las acciones subían (en ese momento no buscaba respuestas, al contrario que lo que nos hace creer durante toda la película).

En conclusión, Money monster me ha hecho pensar sobre la responsabilidad de invertir el dinero, hay que saber en quién confiar, por qué confiar y buscar siempre las razones por las que nuestro dinero sube y baja.

Puntuación: 5 / 10

Sabemos que Jodie puede darnos mucho más.

Puntuación usuarios:
Media: 4