En busca del público juvenil

Tras años sin tener en las salas sagas para adolescentes o distopías juveniles, basadas en su mayoría en bestsellers juveniles, como “Harry Potter”, “Los juegos del hambre”, “Divergente” o El corredor del laberinto” llega “Mentes poderosas” (“The Darkests Minds”), un intento por recuperar esta tendencia ya agotada. Recordemos que “Divergente” se ha quedado sin final por los malos resultados de recaudación con su última película o que otros intentos como “La quinta ola” han acabado pasando sin pena ni gloria.

Un virus se extiende rápidamente y acaba con el 90% de la población infantil, no pueden nacer niños, y el 10% restante ha desarrollado capacidades extraordinarias que amenazan con poner en jaque al orden mundial. Por eso mismo, y para encontrar una cura, son recluidos en campamentos donde son divididos en función de sus capacidades. Los que tienen unas capacidades consideradas como peligrosas son eliminados. Ruby, la protagonista de la cinta, es una de estas niñas que debe ser eliminada, pero logra esquivar los controles gracias a la capacidad mental que ha desarrollado, hasta que la descubren. Aquí es cuando unos amables señores pertenecientes a un ejército contrarrevolucionario, por así llamarlo, la rescatan. Acaba conociendo a otro grupo de chicos que vive en libertad y poco a poco se nos va descubriendo la trama, como la existencia de distintas facciones creadas para combatir “a los malos” (el gobierno, que se dedica a encerrar y matar niños en busca de una cura ya que los consideran una amenaza)

Impacto, consecuencias y búsqueda de un remedio

Como la gran mayoría de distopias postapocalípticas, la cinta parte de una premisa muy interesante, que, por lo general, acaba provocando un cambio drástico en la sociedad. Normalmente este hecho se nos cuenta en el prólogo a modo de flashback narrado por el protagonista de la cinta. El prólogo de “Mentes poderosas” llega extenderse unos 15 minutos, siendo esta parte la mejor construida de la película.

Lo interesante es ver como esta sociedad se adapta al cambio, sus consecuencias en la forma de vida o de comportamiento, y la incesante búsqueda de un remedio para revertir este cambio y volver a la normalidad.

Los protagonistas de Mentes poderosas (The Darkest Minds)

Ahora bien, el problema de la gran mayoría de estas películas es que tienden a empezar con un ritmo y una narrativa tan impactante que a posteriori, y conforme va avanzando la película, es difícilmente superable, y se van deshinchando como si de un globo con un pinchazo se tratase. (Os dejo algunas excepciones: Interestellar, Calle Cloverfield 10, Soy leyenda, Hijos de los hombres, Rompenieves, Guerra Mundial Z…)

Y si a esta estructura, ya complicada de por sí, se le añaden unos cuantos edulcorantes para adolescentes, es muy difícil que salga un producto decente, y si no es en la primera película, este desgaste provocado por “el virus adolescente” se verá en sus predecesoras. Más tarde o más temprano acaba apareciendo, como en el caso de Divergente (2011), El corredor del laberinto (2014) o El origen del planeta de los Simios (2011), con unas primeras películas muy decentes, pero con segundas o terceras partes de las que mejor no hablar. Es lo que tiene estirar el chicle, que se acaba rompiendo.

Y… ¿cómo de elástico es el chicle de Mentes poderosas?

El chicle de Mentes poderosas es bastante elástico, pero acaba rompiéndose cuando se nos presenta la historia de amor de Ruby, la protagonista con uno de los chicos con los que se encuentra. Esta trama no está nada desarrollada, a penas se entiende y distrae de la acción principal, aportando poco a nada a la historia. Aunque era de esperar, al dirigirse a un público tan específico.

Los protagonistas de Mentes poderosas (The Darkest Minds)

¿Habrá segunda parte de Mentes poderosas?

El final de “Mentes poderosas” queda claramente abierto para una segunda parte, y es que, la novela de Alexandra Brackenen en la que se basa, tiene al menos dos partes.

Pero, por lo que se puede entrever, esta muy lejos una segunda parte. Los datos de espectadores y la recaudación no acompañan, por el momento, de 34 millones invertidos, sólo se han recuperado 10, y de esos 10, al menos 5 serán para los exhibidores, no salen las cuentas…Teaser poster de Mentes poderosas (The Darkest Minds)

Además, no está teniendo muy buena acogida entre el público y la crítica, en el portal de opinión Filmaffinity le dan un 4,7 y en IMDb un 5,5 de nota media.

Mala audiencia, mala recaudación, malas críticas, lo mismo ocurrió con “La quinta ola”, así que, si eres fan de la película, vete despidiendo de una segunda parte.

Como nota personal admito que fui con cierto temor al cine, y es que las críticas y la nota media no acompañaban, pero como es mejor juzgarlo por tus propios ojos, decidí no leer ninguna crítica antes de verla, y la verdad que fue un acierto. La película, pese a sus lagunas y su previsibilidad adolescente, me terminó entreteniendo y hasta gustando, eso sí, no creo que la viera una segunda vez. Al menos logró cubrir el objetivo que perseguía, me entretuvo.

Puntuación: 6/10

Ver curiosidades sobre Mentes poderosas

Puntuación usuarios:
Media: 2.7