¿Por qué Little Miss Sunshine consigue que nos preocupemos por sus personajes? ¿Qué la hace especial? Hoy os traemos un pequeño análisis sobre la presentación de personajes en Little Miss Sunshine.

Ideas claras

Las mentes detrás de esta preciosa historia tenían claro que no se podía contar nada sin tener una base sólida sobre la que asentarse. Esta base a la que nos referimos, son los personajes.

Los propios carteles realizados por el departamento de marketing de la película, muestran con dos palabras a cada personaje:

Dentro de la película

Nada más empezar, podemos ver a una dulce niña mirando un concurso de belleza por la tele con una sonrisa de oreja a oreja. Ya tenemos a Olive. Aunque muestre pasión por estos certámenes, vemos que ella no es el prototipo de niña que participaría en él: está gorda y no baila tan bien como el resto.

Tras Olive, podemos pasar a su padre, quien está dando un discurso sobre como triunfar en la vida, pero sin embargo, la cámara se aleja delatándolo. Es  un perdedor. Apenas hay cuatro personas escuchándolo en clase.

Sheryl se muestra como una mujer insegura que no es capaz de llevar la contraria a nadie. En su primera secuencia le preguntan por teléfono que si está fumando en el coche y ella contesta que no, aunque obviamente vemos que miente.

El tío Frank está en el hospital mirando por la ventana. Es bueno con los niños, lo vemos en su trato con Olive, pero es una persona demasiado dependiente. Necesita a otras personas para querer vivir. Y afortunadamente su familia puede ser la ayuda que necesita.

El abuelo es una persona que trata bien a los suyos, pero inmediatamente vemos lo vicioso que es. Drogándose y consumiendo pornografía en las revistas.

Dwayne refleja su pensamiento con su comportamiento (no habla)  y un elemento que rápidamente nos muestran de su habitación: Friedrich Nietzsche.

Puntuación usuarios:
Media: 5