La compañía Laika

Llega Mr. Link. Como muchos ya han apuntado, el estudio estadounidense encargado exclusivamente de los largometrajes de animación en stop-motion, Laika, ha lanzado éxitos de la talla de Kubo y las dos cuerdas mágicas o Los mundos de Coraline. 

Su nuevo proyecto ya está en cartelera y se llama Mr. Link, una cinta que presumió del sello de su productora, pero que no alcanzó a defender su legado.

¿Para niños? ¿O adultos?

La respuesta es simple, para niños, niños poco exigentes. Las comparaciones con Disney/Pixar suelen ser odiosas, pero si algo consiguen estas películas, es estar a la altura de la nostalgia que sembraban.

"Fotograma

Uno puede recordar cómo disfrutó con Toy Story años atrás, pero al sacar el VHS del desván y proceder con un segundo visionado cuando (en una etapa más adulta de su vida), redescubren la cinta y logran disfrutarla encontrándose con antiguos sentimientos que conviven con sus nuevas y positivas impresiones.

Este no es el caso de Mr. Link. Desgraciadamente, carece del subtexto que marcaba a Laika, es una historia lineal sin mayores complicaciones.

Al contrario que Detective Pikachu, que se quedó a caballo entre adulta e infantil, esta nueva apuesta no realiza ni el amago de sacarle una media sonrisa a su público de mayor edad.

Quería reírme

Pasamos a otro punto. La película no es graciosa, más bien “se hace la graciosa”. Acudiendo a bromas trilladas que juegan en tierra de nadie y que no superan la barrera del “caca, culo, pedo, pis”.

Es una pena, repito que mi intención era reírme. Estaba más que predispuesto a disfrutar del filme, pero no fue posible. Esto puede deberse al hecho de que el personaje de Mr. Link, sigue la estructura del ser inadaptado ceñido a la literalidad. Y cito un par de ejemplos: Sherlock Holmes (de la serie Sherlock), Sheldon Cooper (Big Bang Theory), Drax (Guardianes de la galaxia)…

Proceso de realización del stop-motion.
Proceso de realización del stop-motion.

Cuidado estético

Pese a la cantidad de aspectos criticables que podemos achacar a la cinta, se sigue notando un mimo y un cariño por el proceso. No hay otra manera de realizar stop-motion, pero es algo que se agradece.

Sigo prefiriendo la planificación enfermiza de Wes Anderson con sus maravillosas Isla de perrosFantástico Sr. Fox. Pero aún con todo cabe resaltar lo interesante que resulta su faceta western y las escenas de acción, así como animar el pelo de la criatura.

Puntuación: 5 / 10.

Puntuación usuarios:
Media: 2