Mañana empieza todo es el nombre que recibe la nueva obra escrita y dirigida por el joven francés Hugo Gélin (La jaula dorada). Tras arrasar las taquillas galas con más de tres millones de espectadores y ser un éxito en el país germano, llega a España con la intención de emocionarnos a la par que pasamos un buen rato. Esta comedia dramática es un remake de la galardonada película mexicana de Eugenio Derbez titulada No se aceptan devoluciones. Esta cinta demuestra la calidad cómica del cine francés.

Esta vez, nos cuentan la historia a través de Samuel (Omar Sy), un joven mujeriego que disfruta de los placeres que le ofrece su trabajo en un hotel de la Costa Azul. Hasta que un día, una de sus amantes se presenta y le entrega un bebé que resulta ser su hija (Gloria Colston). A partir de aquí, Samuel deberá dejar de ser un crío y enfrentarse a la misión de ser un padre soltero.

Y qué mejor que la complicidad y simpatía de un genial Omar Sy (Intocable) para interpretar este papel. Sin duda es el elemento de venta y éxito de esta película. Acompañado del frío personaje de Clémence Poésy (Escondidos en Brujas) y un increíble Antoine Bertrand (C.A, Starbuck) para rematar el elenco de la aventura.

No hay duda del mérito y trabajo de la pareja de baile de este film, la relación padre e hijo de Samuel y Gloria refleja brillantemente su ilusión por vivir cada segundo como si fuera el último. Se juega con el pasado del personaje para transmitirnos ese miedo y ese vértigo que le produce criar a un hijo. Y sólo su amor por Gloria le hará perderlo. La evolución que consigue el personaje de Samuel es espeluznante, rechaza sus pasajeros placeres por cuidar, enseñar y disfrutar la vida con su hija al máximo.

Algo muy interesante, trabajo del director, es la capacidad de emocionar a través del humor y no del drama como es de esperar. Los giros de guion están espectacularmente conseguidos, alejándose de lo que creía que iba ser una historia sencilla y predecible. La película nos lanza muchas moralejas, como disfrutar la vida al máximo mientras estas rodeado de la gente a la que quieres, que la verdadera familia se encuentra donde hay amor. Otro aspecto que me ha llamado la atención, pero que quizá haya pasado por alto para muchos y carezca de importancia es la aparición de un bebé de carne y hueso. Por lo general, el rodaje con niños y más con bebés es muy estricto y complicado, ya que disponen de un reducido tiempo bajo focos y para el rodaje. Consiguen así imágenes más entrañables.

En lo que a la crítica concierne, la película no ha recibido muy buenas valoraciones. Es acusada de abusar del sentimiento fácil y de no ser capaz de rematar la faena. En mi opinión, es una película muy bien articulada, simpática y agradable de ver.

Puntuación usuarios:
Media: 0