“Madame Hyde”, una película con doble lectura…

“Madame Hyde” se inspira de la novela inglesa “El extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde” escrita por Robert Louis Stevenson a final del siglo XIX. Al tratarse de una revisión de la novela de Stevenson, la trama es bastante sencilla y ya sabemos más o menos de que va la peli, y lo que va a pasar a la Señora Géquil.

La referencia aparece claramente, no obstante, Serge Bozon decidió que el protagonista de su película sería una mujer: Isabelle Hupert, una figura importantísima del cine francés. El casting de esta película se compone de unos actores emblemáticos del cine francés contemporáneo: Romain Duris, José Garcia e Isabelle Huppert. Así que sólo al ver el casting la película tiene buena pinta.

Una trama sencilla y una actuación compleja

La Señora Géquil es profesora en una escuela secundaria técnica en las afueras de París. En realidad en este instituto la mayoría de los alumnos forman parte de minorías étnicas y económicas originarias de las afueras de París. Pues en el imaginario colectivo francés esto remite a lo que llamamos la “banlieue” o sea algo peyorativo.

Fotograma de Madame Hyde

Lo que pasa es que tanto sus compañeros de trabajo como sus alumnos desprecian a la Señora Géquil. Se trata de un personaje débil y que carece de autoridad y autoestima. Lo bueno de esta película es que vemos a Isabelle Hupert encarnando el papel de un personaje débil, así que vemos una faceta poco habitual de esta actriz. Desde los primeros minutos bien vemos que Madame Géquil es una antiheroína. Pues una noche, mientras está haciendo experiencias científicas, un rayo la alcanza, y a partir de este momento Madame Géquil cambia por completo. Acaba siendo una profesora respetada por sus alumnos y por los demás. No obstante por la noche, mientras duerme, Madame Géquil se convierte en Madame Hyde. Esta trama se mezcla con la historia del joven Malik, un alumno conflictivo.

Una adaptación moderna sobre la educación y la transmisión

Al tratarse de una revisión de la novela de Stevenson, podríamos decir que esta película es bastante básica y el tema de la dualidad no es nada novedoso. Sin embargo, al ver “Madame Hyde” el público piensa que se trata de un tema trillado. A mi parecer, la genialidad de esta película es su modernidad. En primer lugar, se trata de una protagonista femenina que es capaz de cometer actos crueles. A primera vista de trata de una anti heroína débil y al final se trata de una mujer carismática y poderosa. La actuación sobresaliente de Isabelle Hupert permite destaca la transformación del personaje.

Fotograma de Madame Hyde

Luego diría que esta película bien muestra el contexto socio-económico de las afueras parisinas. La película bien muestra la violencia en las afueras y los problemas en estas escuelas técnicas. Más allá de esto, y de la revisión de la novela de Stevenson, esta película nos brinda un mensaje sobre el poder de la transmisión y de la educación. Así que al final la verdadera historia de esta película no es la historia de Madame Hyde/Géquil que ya conocemos sino la voluntad de brindarnos unos mensajes socio-político sobre la enseñanza en estas zonas de educación prioritaria.

Fotograma de Madame Hyde
La trama parece simple y bien se ve la revisión de la novela de Stevenson. No obstante la estética y la puesta en escena me parecen bastante complejas.  La forma no tiene nada que ver con la estética de las películas comerciales, por ejemplo,  se nota la falta de colorido mediante la utilización de colores pálidos (azul, blanco, gris) con un predominio del gris. Luego los efectos especiales me parecieron bastante extraños. Lo que sorprende es la sencillez de esta estética lo que al final me parece producir un desfase con lo que vemos habitualmente.

Un balance moderado

Al final diría que en retrospectiva me gustó esta película. Sin embargo al verla no fue totalmente convencida. Además me parece una película bastante elitista sobre la que hay que reflexionar. Hay unas cosas que no se entienden perfectamente en la película y tuve que leer artículos y entrevistas para entender lo que quería transmitir Serge Bozon con esta película.

Cartel de Madame Hyde

Pues a la vez me pareció película bastante sencilla, y al final me dio cuenta de que no lo era totalmente. Encima hay un desfase entre la sencillez de la película y de sus mensajes sobre la educación y la parte más fantástica. La verdad es que los efectos especiales me parecieron bastante extraños lo que produjo un desfase con la sencillez de la película. Así que diría que la película “Madame Hyde” tiene dos caras, y varios niveles de comprensión, o sea que a mi parecer se dirige a un público bastante culto.

Puntuación: 5,5/10

Puntuación usuarios:
Media: 3