Protagonizada por Matt Damon y con Pedro Pascal y William Dafoe de secundarios. El director es Yimou Zhang, conocido por sus películas de acción chinas. Con ver el trailer ya sabes todo lo necesario para opinar sobre ella. Una absoluta basura.

“Del visionario director Yimou Zhang”. ¿Visionario? ¿De verdad? Al menos no en La gran Muralla. El storyline de la película sería: dos cazarrecompensas vagan por las dunas (eso sí, sin tener ni idea de que hay una muralla de 550 km ahí al lado) cuando un ejército (más parecidos a los Power Ranger que otra cosa) los encuentra, captura y alista en sus filas para enfrentarse a una legión de bichos con los ojos separados de manera inusual (ya me dirás como solo pueden saber de su existencia estos chinos con la de bichos que hay).

El guión es simple a más no poder. Los diálogos son insulsos y los personajes no tienen nada de carismáticos. Ahora se traicionan, ahora se perdonan, ahora se vuelven a pelear, ahora te pego… Lo dicho, rídiculo. De los 150 millones que ha costado, la mayoría se lo han dejado en efectos especiales y en pagar el sueldo de Matt Damon.

Es una pena que esta película siga en cartelera mientras descuelgan ya los últimos pósters de Manchester frente al mar. Pero bueno, habrá que valorar todos los aspectos con la justicia que se merecen. A nivel de efectos digitales, está bien…sin más. El diseño de los engendros es simplón, mientras que el escenario en sí, es bonito y no te saca de contexto.

El problema es que la película no nos habla acerca de la época imperial china, ni nos da un solo dato remotamente riguroso en sentido histórico. Renuncia a ello con toda honestidad en los títulos iniciales, y se convierte en un escaparate del poderío chino actual y de sus virtudes como país, véase sacrificio individual por el bien colectivo, compromiso con el deber etc…

Paranoide (2017). La gran Muralla. Celuloide Paranoide.

La fotografía y la planificación no supe entenderlas, lo digo en serio. La cámara se movía sin sacar a ningún personaje en especial ni mostrar a ningún monstruo en muchas de las escenas de acción. Por otro lado, cuando se abría el plano y nos dejaban ver la coreografía de los enfrentamientos, era de agradecer.

Sinceramente este fracaso puede ser positivo, ya que hará levantar cabeza a algunos para que vean que el exceso de lo comercial no es la solución para hacer taquilla. Hay que trabajar sobre el guión y respetar un poco la demanda del espectador. No pido más.

Puntuación: 3 / 10.

No sé en qué estaban pensando.

Puntuación usuarios:
Media: 1.5