Los dibujos animados para adultos siempre han creado polémica. Estamos acostumbrados a ir al cine a ver una película de Disney y llevarnos la mano a la boca en cuanto un personaje dice “jolines”. Esta es una mala costumbre ya que no debemos olvidar que hay una amplia gama de animación destinada al público adulto, empezando por Matt Groening y Seth MacFarlane y terminando con el alto porcentaje de anime japonés destinado a este público. No creo que nadie se sorprenda si decimos que estos dibujos utilizan lenguaje soez, sexo subliminal (o directamente sexo), violencia y/o humor negro así como chistes racistas y una larga lista de etc, etc…

En este caso un grupo de amigos en esta industria que es el cine, decidieron traer a la gran pantalla una película con excesos, cosa que no veíamos al menos desde la película de South Park. Estos amigos eran Seth Rogen y Evan Goldberg, rodeados por su habitual elenco de actotres: Michael Cera, James Franco, Bill Hader, Jonan Hill, etc, etc… Pues bien, se sentaron al mesa con un guion en el centro y escribieron esta “película” (sí, entre comillas). Reclutaron a dos directores nuevos en la industria del humor para adultos Greg Tiernan y Conrad Vernon. Cuesta creer que el director de Thomas el tren serie infantil de las de siempre (Greg Tiernan), junto a un habitual de Dreamswork (Conrad Vernon), el cual venía de películas como Shrek 2 o Los pingüinos de Madagascar. Aquí es donde quería llegar: NO ES UNA PELÍCULA PARA ADULTOS. 

A simple vista puede no entenderse esta afirmación. Ninguno de los directores trabajó en el guion, no sabían que querían hacer realmente. El mejor ejemplo que se me ha ocurrido es el siguiente: La fiesta de las salchichas es como una conversación entre niños de 12 años hablando de sexo, el hecho de que hablen de un tema así, no les convierte en adultos. Es una película con un humor tan infantil que no me sorprende en absoluto que la haya dirigido el mismo hombre que grababa una serie en la que el prota era un tren que hablaba y vivía feliz en su carril.

american-pie
Cartel de la película American Pie 2

American Pie es una película que basaba su humor en el sexo y aunque a primera vista pueda parecer un recurso sencillo y superficial, escondía verdades como la vida misma, se respetaba un poco al menos a sí misma. La saga American Pie se basa actualmente en cuatro películas, en la primera se habla de la ridícula necesidad que tienen los adolescentes de tener sexo antes de cumplir 18 (cosa que actualmente pasa), en la segunda pasamos a la universidad donde aparentemente todo parece más fácil incluso a la hora de compartir cama, pero también se para a reflexionar sobre las relaciones a distancia y el verdadero amor. En la tercera parte hablan del matrimonio y de lo que supone tanto para los novios como para el resto de amigos, ese paso hacia la madurez definitiva, el momento de entregarte a la otra persona. Y por último tenemos American Pie: El reecuentro, donde se habla de los problemas de pareja dentro del matrimonio entre otros temas.

Es cierto que la saga American Pie no es profunda en sí, también habla del sexo por diversión e incluso lo utiliza como excusa para crear situaciones divertidas, pero ¿a dónde quiero ir a parar con todo esto? Con esto quiero aclarar cuando una película es realmente para adultos en cuanto a tratamiento de un tema se refiere. En La fiesta de las salchichas hay chistes dignos de Dora la exploradora, donde llegamos a juegos de palabras tan infantiles como “eso es queso”…

seth1.png
Anuncio publicitario de la película Ted de Seth MacFarlane

Antes de que nadie diga nada, sí, admito que no siempre hace falta un tema para contar un historia, bueno…lo cierto es que a veces no hace falta contar nada siquiera. Aquí es donde quiero introducir la influencia de Seth MacFarlane en el género del humor absurdo.

MacFarlane es el director, guionista y actor de doblaje de algunos de los mejores dibujos animados para adultos en la actualidad como son Family Guy o American Dad. No necesita ningún pretexto, él tan solo trata de transmitir un humor que vale para absolutamente todo: el humor absurdo. Debo admitir que es un género que a mí personalmente me gusta y sobre todo me distrae. A veces puede parecer ofensivo, pero lo cierto es que sabe meterse con sigo mismo, cosa que le convierte en un excelente cómico.

La fiesta de las salchichas está catalogada como comedia. Su trama no es interesante, sus chistes no son brillantes, su música no aporta nada de nada, pero en cambio su dibujo está bien trabajado. El diseño de los personajes es divertido hasta que abren la boca. Sí, estoy insinuando que si esta película hubiese sido dirigida por Seth MacFarlane, tendríamos una obra totalmente diferente que transmitiría mejor esa idea y ese humor que el que desgraciadamente nos han ofrecido en esta cinta.

Puntuación: 2,5 / 10.

Creed que me duele de veras suspender esta película. Siempre he disfrutado mucho de sus actores principales (Seth Rogen, Jonan Hill, James Franco, Edward Norton, Salma Hayek, Kristen Wiig). Una pena que en esta producción hayan desperdiciado su talento.

Puntuación usuarios:
Media: 0