Netflix gana otro asalto

GLOW es una serie original de Netflix, creada por Liz Flahive y Carly Mensch y producida por el mismo equipo de Orange is the New Black.

Hablamos de una serie cómica que sabe darle la intensidad y seriedad necesaria a los momentos que lo requieren. Podríamos decir que su género es la dramedia, una de esas comedias agrias en las que los personajes tienen unas vidas y entorno social lamentables, pese a ser llevado con humor.

Hablemos de GLOW

La serie trata sobre Ruth Wilder (Alison Brie), una actriz en paro que se presenta a una audición de la que sólo sabe que buscan a chicas “poco convencionales” y que no es para una película porno. Allí, al igual que muchas chicas, descubre que se trata de una prueba para GLOW, el primer programa de lucha libre femenina. Además, resulta ser una mezcla perfecta entre espectáculo teatral, telenovela y deporte.

Quizás el punto más fuerte de la serie es lo que supone este programa para sus protagonistas: GLOW es su debilidad y a la vez su fortaleza. Por un lado, se las cosifica, pues el show está destinado al consumo masculino y son tratadas como objetos sexuales. Además, muchas tienen que aguantar las constantes humillaciones del director.

MV5BMTY2NjI2NjEwN15BMl5BanBnXkFtZTgwMTc4NDIzMjI@._V1_SY1000_CR0,0,1499,1000_AL_

Pero, por otro lado, GLOW las empodera. Son pioneras y tienen que abrirse paso en un mundo de hombres, aprenden lucha y se desarrollan como actrices, como personas y sobretodo como mujeres fuertes que tienen que sacar el programa adelante pese a la incompetencia del director y el productor.

Ellas tienen mucho que decir

GLOW es una serie sobre mujeres creada por mujeres, pero que cualquiera puede disfrutar. Los personajes están muy bien construidos y aunque tienen problemas como la maternidad, o las presiones sociales, familiares y profesionales por ser mujeres, cualquiera puede entenderlos y empatizar con ellas. Lejos de estar idealizadas, son chicas imperfectas, llenas de inseguridades, que cometen errores… Vamos, como cualquier persona.

Se ha criticado mucho a GLOW por los personajes secundarios, que se quedan muy en la superficie. Es cierto que no se exploran mucho, pero si algo caracteriza esta serie es que los personajes dicen mucho con muy poco. Es decir, aunque un personaje tenga tres frases, esas tres frases dicen lo máximo que se podría decir de ese personaje sin necesidad de grandes monólogos ni alardes de majestuosidad.

MV5BODAyODE0NzcxMF5BMl5BanBnXkFtZTgwMDc4NDIzMjI@._V1_SY1000_CR0,0,1499,1000_AL_

Seamos pacientes

De todas formas, contamos únicamente con la primera temporada, compuesta de diez capítulos, por lo que no me cabe duda que se hará más hincapié en estos personajes en las siguientes temporadas.

Por si fuera poco, la serie está ambientada en Hollywood en los años ochenta, por lo que la estética y la música tienen ese acertado rollo hortera que convierten a la serie y al programa de GLOW en un verdadero espectáculo.

Puntuación: 8 / 10.

Puntuación usuarios:
Media: 4