Fleabag es una serie británica producida para la BBC Three, un canal dedicado a un público más joven en el que ofrecen series independientes que pasan desapercibido. A pesar de ello, fue una de las grandes revelaciones de la temporada 2016-2017. Nace de un monólogo teatral creado por la actriz que la protagoniza, Phoebe Waller-Bridge (Crashing). Encasillada en el género de ficción, responde al esquema de formato miniserie dada su estructura, duración y contenido. A día de hoy, consta de una sola temporada de 6 capítulos con una duración aproximada de 27 minutos. La segunda temporada se estima que llegue a lo largo de 2019.

Fleabag explora el universo femenino desvergonzadamente a través del humor negro. Nuestra protagonista es una londinense treintañera sexualmente compulsiva a la que su desvergonzado y destructivo carácter, le ha llevado a atravesar una nefasta situación económica, social y familiar.

Si por algo se caracteriza Fleabag es por su constante ruptura con la cuarta pared, como ya habíamos visto en House of Cards, The Office o Modern Family. Esta herramienta narrativa no se utiliza en vano, ya que a través de esos diálogos hacia el espectador, nos hace cómplices de todas sus acciones y pensamientos. Con esto consigue encariñarnos de su personaje y sentir que a pesar de todos los infortunios, puede llegar a ser una historia conmovedora.

Se cataloga a sí misma como una serie feminista, sumándose a series como Orange is the new black, Girls, Jessica Jones o Big Little Lies. Es cierto que Fleabag puede considerarse una serie políticamente incorrecta, pero el punto de vista que aporta debería ser reconocido por el público mayoritario. Es un ejemplo de contenido que jamás se produciría en España, y menos, en una cadena pública como lo es la BBC. Es entonces cuando nos damos cuenta de que a la televisión y a los espectadores en España, les queda por madurar.

Puntuación: 7/10

Puntuación usuarios:
Media: 0