Élite es lo último en ficción española de Netflix y está dando de qué hablar por todo el mundo.

La historia es original y sencilla: tras haber aceptado a tres chavales de instituto público en el prestigioso colegio ‘Las Encinas’, una alumna es asesinada.

Podríamos decir que es el Por 13 razones español, porque, aunque la historia en sí no tiene mucho que ver, la manera de narrarla y algunos personajes recuerdan mucho al fenómeno americano.

Elite, serie de Netflix
Casi toda la historia se narra a través de flashbacks provocados por los recuerdos de los personajes que están siendo interrogados para resolver el asesinato, aunque a diferencia de 13 razones, no hay varias historias subjetivas que se complementan formando una historia global. Aquí la historia es la misma para todos los personajes y, de hecho, no hay un capítulo dedicado para cada uno.

Élite, ¿sí o no? Vamos a darle una oportunidad.

Pero empecemos por el principio. Lo primero que pensé al ver los primeros capítulos es que la serie era bastante mala, sobre todo por algunas interpretaciones bastante lamentables que me impedían conectar con los personajes y por tanto con la trama. Pero le di una oportunidad y la serie mejora por momentos. Cuando comprendes que no estás viendo ninguna obra maestra y te dejas atrapar por este drama adolescente que cada vez se convierte más en thriller, empiezas a disfrutar la serie y se te pasa volando.

Además, al ser una serie ya pensada para Netflix, son 8 episodios de cincuenta minutos, lo cual agiliza mucho la trama y es una ventaja ante el modelo televisivo convencional español de una hora y diez minutos y generalmente más capítulos, que estira y eterniza las tramas. Elite cuenta lo que tiene que contar, sin darle más vueltas de lo necesario.

Elite, serie de Netflix

Aunque no sea nada del otro mundo es una historia bien contada y bien realizada, con una producción, arte, diseño de vestuario y montaje que funciona muy bien y además es muy entretenida. Maneja muy bien la tensión y al espectador para que llegues a dudar de la inocencia de cada personaje.

Dos realidades poco explotadas

Dos realidades interesantes y poco exploradas de las que Élite habla son el SIDA y los emigrantes árabes. Tampoco son explorados con muchísima profundidad, pero están representados formando parte de los problemas de los personajes con total naturalidad.

Elite, serie de Netflix

El SIDA ha formado una parte muy importante de generaciones anteriores, y parece que las nuevas generaciones nos hemos olvidado de su existencia como si no fuera con nosotros, como si fuéramos inmunes, como si no hubiese gente joven con VIH. Así que está bien que nos recuerden que esta enfermedad existe, que puede afectar a cualquiera y que las personas que la padecen pueden vivir una vida perfectamente normal.

En cuanto a los emigrantes árabes, es increíble la poca representación que tienen en nuestra ficción con la cantidad que hay en nuestro país. Este tema sí que está más desarrollado y creo que es bonito como presentan ese dilema de los hijos de los emigrantes, que ya han nacido aquí, y que se encuentran entre dos mundos. Quieren adaptarse pero sin renegar de sus tradiciones, su religión y su familia.

Elite, serie de Netflix

Élite todavía no ha terminado, habrá que ver cómo continúan estos estudiantes en las siguientes temporadas, pero de momento podemos decir que, aunque no es tan maravillosa como parece por su enorme campaña publicitaria, es una serie muy amena, interesante y con bastante calidad a nivel técnico.

Puntuación: 7/10

Puntuación usuarios:
Media: 3.7