Netflix no se pierde una

La nueva serie de animación de Netflix se llama Big Mouth y fue creada por Jennifer Flackett, Mark Levin y Andrew Goldberg. Entre las voces más famosas encontramos a Jason Mantzoukas o a Jordan Peele.

¿Pero de qué va?

Estamos ante una serie que ha decidido poner la carne en el asador y hablar de sexo sin tapujos ni tabúes. La historia nos narra el paso de unos niños a la adolescencia. Todo esto queda claro en una intro magistral que no solo cuenta con una canción memorable sino que exhibe unos dibujos muy ilustrativos.

A simple vista no es una serie para niños, está más bien dirigida a aquellos adultos que hemos pasado esa terrible, pero necesaria etapa. De primeras puede parecer una tontería, pero Big Mouth explica la pubertad con una sencillez e ingenio dignas de admiración.

Tenemos personajes que representan al diablo de las hormonas, quien se encarga de transmitir la idea de que los adolescentes no saben siquiera por qué hacen lo que hacen.

Pegas tiene

No consigue evitar algunos chistes ya vistos que posiblemente nunca tuvieron gracia, es decir, sabemos que los adolescentes se masturban, que los padres hacen el amor, que las chicas tienen la regla; pero a veces olvidan su mejor baza, que es contar desde lo abstracto y sin hacer referencia directa.

Una serie realmente creativa se queda a las puertas de ser un obra significativa, aunque para ser justos sólo  podemos aportar información de la primera temporada. Nos gustaría ver que es lo que tienen preparado las cabezas detrás de Big Mouth.

Puntuación: 7 / 10.

Puntuación usuarios:
Media: 2.8