Anacleto: Agente secreto es una comedia de acción sin pretensiones puramente española. Dirigida por Javier Ruiz Caldera (Spanish Movie, Tres bodas de más), rememora las aventuras escritas por Manuel Vázquez Gallego en 1964 para el tebeo. En esta ocasión, Anacleto, interpretado por un magnífico Imanol Arias (Cuéntame, Pájaros de papel), más envejecido, mantendrá su look tradicional: flequillo, traje negro, camisa blanca, pajarita negra y cigarro en boca.

Imanol Arias encarnando a Anacleto.
Imanol Arias encarnando a Anacleto.

La historia narra la vida de Adolfo (Quim Gutiérrez), un vigilante de seguridad que está atravesando un mal momento en su relación sentimental. De repente, se ve perseguido por un enemigo desconocido para él, hasta que descubre que su padre es agente secreto y le estaban utilizando como cebo para localizar a Rodolfo, su padre.

En su estreno fue una película muy bien recibida, con sus más y sus menos. Pero en general, el espectador y la crítica se portaron aceptablemente con ella. Hay dos caminos para proceder a ver la cinta. En primer lugar, el espectador que conoce a Javier Ruiz, su director, y conoce su obra. Sabe lo que va a ir a ver. Un cine de serie B que juega con el paladar de los más cinéfilos con gusto refinado, que no las toma en serio, consciente de sus errores y le entretiene, a pesar de ello.

En cuanto al aspecto visual, es un producto realmente atractivo. No solo se ha cuidado la producción de la misma, sino la fotografía y el ritmo. Para una película de algo más de hora y media, trata la trama frenéticamente. Trata una estructura similar a las películas del género espías (Kingsman, Operación UNCLE), un espía que tiene que cuidar de un recién llegado mientras éste completa su proceso de formación. Sería el precedente de Agente Contrainteligente de 2016.

El humor, elemento clave de esta película. Se aborda de forma surrealista, sin llegar al absurdo y mezclado con la esencia del humor negro. Para descargar este ingenio se refugia en el panorama político y económico del momento (recortes, salarios…). Asimismo, puede presumir de unas secuencias de acción muy bien coreografiadas y realizadas.

De izquierda a derecha (Berto Romero, Imanol Arias).
De izquierda a derecha (Berto Romero, Imanol Arias).

El reparto del que dispone es ante todo una excelencia. No sólo por los dos papeles protagonistas de Imanol Arias y Quim Gutiérrez (La cara oculta, Los últimos días), sino por un elenco de personajes secundarios de gran calibre: Berto Romero (Late Motiv, El pregón), Rossy de Palma (Mujeres al borde de un ataque de nervios), Alexandra Jiménez (La pecera de Eva, Los Serrano) o Andreu Buenafuente (El culo del mundo, Late Motiv).

En definitiva, una película ante todo simpática, que entretiene y que te sacará alguna que otra sonrisa.

Puntuación: 6/10.

Puntuación usuarios:
Media: 2.5