No arriesgar es lo más arriesgado

Kunihiko Yuyama es el director de prácticamente todas las películas de Pokémon hasta la fecha (incluyendo la primera, sí, la de Mewtwo). La idea a la hora de lanzar esta nueva entrega era volver a los orígenes, ya que lo normal a día de hoy (a no ser que seas un pokemaníaco) es sentirse algo desorientado respecto a la saga. Existen más de 800 pokémon actualmente, el concepto era interesante, pero el resultado…mejor lo vemos aquí abajo.

Ash acompañado de los nuevos personajes creados para la película.

Sonaba mejor en mi cabeza

Los tráilers son un arma de doble filo. Hace años que perdieron su función principal, ahora se han convertido en una verdad a medias, algo que podemos traducir en: mentira. Si enseñamos un arsenal de armas y unas cuantas secuencias de pelea, creeremos que El hombre de las mil caras es una película de acción. Lo mismo ha sucedido con Pokémon. El envoltorio era más atractivo que el interior.

En la película se pretende volver al inicio del anime, la parte en la que Ash conoce a Pikachu, Caterpie y Charmander, una pena que sólo sirvan a un propósito nefasto. Quizás se esta película se hubiese planteado como una serie de entregas, como una saga, entonces y sólo entonces la relación entre estos personajes hubiese resultado creíble.

Ho-Oh no resuelve la duda acerca del padre de Ash.

Innecesarios cameos, innecesaria película

El Team Rocket aparece para salir por los aires un par de veces, ya que su diálogo es insulso y su aportación a la trama nula.

He de admitir que hay un par de tramas planteadas que podrían haber salvado la película: ¿Que pasaría si Ash levantara en un mundo donde no existen los Pokémon? ¿Que pasaría si Ash se hubiese levantado pronto y jamás hubiese conocido a Pikachu? Esto, señores y señoras, es una deconstrucción. Coger algo conocido y darle la vuelta. Darle una vuelta al concepto y crear una buena secuela.

Ash y Pikachu en una de las secuencias de la película.

Buenas noticias: no es tarde

Pokémon aún puede rectificar. Ha construido una fidelización con su público difícil de destrozar. Ha llegado la hora de agarrarse a otros medios y cambiar la fórmula. ¿Os imagináis una película de Pokémon dirigida por Hayao Miyazaki? ¿Un juego pensado para el público más adulto?

Los fans de la saga hemos crecido y estamos hartos de lo mismo. Si arriesgan, que lo hagan por aquellos que no han dejado de confiar.

Puntuación: 3 / 10.

Puntuación usuarios:
Media: 3.7