Pasado o presente, esa es la cuestión

Como cada año, los espectadores tenemos que elegir qué ver, entre la inmensa marea de títulos que no hace otra cosa que crecer. Pero ojalá eso fuese todo. Está bien estar a la última y cebarse con las recientes creaciones de Netflix, HBO o Amazon; pero no debemos olvidar excavar en el pasado. Reduce el riesgo atender a una obra maestra consagrada, pero por otro lado, nos dejamos embelesar por el boca a boca y acabamos terminando Élite en veinticuatro horas.

En fin, sin más preámbulos, creo que es hora de hablar sobre las películas que visto durante este 2018. No tengo tanto tiempo como me gustaría, por lo que a lo mejor te irrita ver que tu gran película no aparece por ningún lado. A mí también. No te preocupes (además creo que voy a acabar el año sin ver Cobra Kai, y eso me entristece).

Recopilación de las caras más sonadas de 2018 en el cine
Recopilación de las caras más sonadas de 2018 en el cine

PELÍCULAS QUE NO RECOMIENDO DE ESTE 2018

No recomiendo en absoluto: Jurassic World: The fallen kingdom. En serio, ni hacía falta ni la hará. Insulsa como ella sola. Tampoco han estado a la altura Black Panther ni Venom (y sé que hay gente que las disfrutó, pero no es mi caso). Ah, y si queréis faltarle el respeto a La jungla de cristal o a El coloso en llamas, no dudéis en ver El rascacielos. En cambio, 12 valientes se queda a las puertas del cine bélico.

Tomb Raider y Mamma Mia: Here We Go Again son dos ejemplos de que hay franquicias que estaban mejor bajo tierra. Por otro lado, aunque considero que estamos ante uno de los mejores años en lo que a terror se refiere, han habido notas desafinadas como Winchester, La MonjaBlackwood, y una de las tres me pareció especialmente espantosa (y no lo digo porque diera miedo).

Cartel promocional de La monja
Cartel promocional de La monja

He de confesar que siento un gran amor por las películas hortera de temática adolescente. Son un entretenimiento de primera, lo reconozco. Desgraciadamente no puedo incluir en mi pecaminosa lista ni  Sierra Burges Is a Loser ni Todos los chicos a los que amé y tampoco When We First Met. Me hubiese encantado hacerlo, pero no fue posible…

Por último, y como seguidor acérrimo de la comedia, debo excluir a Algo celosa, porque ni me hizo reír lo suficiente, ni me acordaré de ella el año que viene.

PELÍCULAS QUE RECOMIENDO DE ESTE 2018

Afortunadamente, este año podemos hacer balance positivo, ha habido buen cine, ¡y lo digo enserio!

El género de superhéroes las está pasando canutas ante su inevitable futuro: la extinción. La fórmula se repite en exceso, pero 2018 nos ha traído cinco obras completamente diferentes entre sí con un valor que las hará únicas: Avengers: Infinity War (despliegue de medios sin precedentes y pseudo-clímax estelar), Ant-man and the Wasp (no se toma enserio a sí misma, y como película de segunda división es bastante disfrutable), Deadpool 2 (si te gustó la primera, esta te va a encantar), Los increíbles 2 (es fresca, pero tampoco apasionante…) y Spider-Man: Into the Spider-Verse (hay un género de películas a las que llamo peli-meme, esta entra en el top).

Disfruté con Ready Player One y Bohemian Rhapsody, pero nada más señoría. Aunque he de reconocer que Noche de juegos me sorprendió, convirtiéndose en una de esas comedias que ver con amigos e ir a tiro hecho.

La grata sorpresa en la comedia: Noche de juegos
La grata sorpresa en la comedia: Noche de juegos

El terror trajo títulos impresionantes, la mayoría analizados aquí, pero de 2018 destaco dos: A Quiet Place y La noche de Halloween (sé que me falta Hereditary, pero pronto…).

Campeones se convirtió en una de las películas del año y la alabo por haber conseguido que toda mi familia se lo pasara bien sin salir del cine con un pero en la boca.

Quiero pasar rápido por todo lo que me gustó de esta edición del Festival de San Sebastián: Apuntes para una película de atracos (mención especial), El Reino (mi segunda mención especial), Un día más con vida, Figuras, Los silencios, The Sisters Brothers (tercera mención especial), Bad Times at El Royale y Roma (cuarta mención especial).

Gratamente sorprendido con una obra para los peques que consiguió cautivarme: El terrible zorro feroz. No puedo terminar sin destacar lo mucho que disfruté con Christopher Robin, una película sobre la infancia perdida (sigo sin saber si Winnie era parte de su imaginación).

Acabo con tres cintas totalmente distintas, pero valiosas en su medida: Photo Booth (es de estas películas insustanciales, adolescentes y paródicas ,sin saberlo, que tanto me gustan), Searching (un thriller brillante que sucede dentro de la pantalla de un ordenador) y por último Ralph Rompe Internet (otra peli-meme que jamás olvidaré).

Pues hasta aquí

Seguramente me haya dejado varias que SÍ que he visto, pero bueno, supongo que os he brindado unos cuantos títulos… ¡Advierto una vez más que se trata de MI opinión!