Little Nightmares se cuela en Steam. Tras unas horas jugando, me veo preparado para hablar de esta pequeña gran obra.

Estamos ante un juego indie con plataformas y puzles. Controlaremos a un pequeño niño con un chubasquero amarillo, cuya misión será salir de aquel extraño lugar en el que nos encontramos y huir de las bestias que tratan de acabar con nosotros.

El diseño es realmente bonito. La ropa del personaje es llamativa, por lo que no tendremos problema en localizarlo. Y en el caso de que te cueste demasiado, siempre puedes encender el mechero, que te proporciona algo de luz.

El juego parece sacado de una película de Tim Burton, hasta los personajes buenos, entre comillas, tienen un diseño tétrico. En cuanto a la ambientación de la segunda parte del juego, me vino rápidamente la imagen de El viaje de Chihiro. En concreto la secuencia donde ella encuentra a sus padres convertidos en cerdos.

chiiro
El viaje de Chihiro (2001) Hayao Miyazaki

Es inevitable ver la tendencia de lo videojuegos hacia el séptimo arte. Tenemos algunos paisajes que nada tienen que envidiar a las secuencias del cine. La cámara del juego se aleja y nos muestra planos singulares.

little_nightmares-1024x576.jpg

En cuanto al gameplay, en la mayoría de las situaciones, tendremos que diseñar un plan para acceder al siguiente escenario. Los elementos de cada localización se mostrarán dispuestos a ayudarnos. Otras veces tan solo tendremos que arrastrar alguna caja para poder subirnos encima, o simplemente lanzar un objeto para llegar a un botón.

Tendremos tres enemigos principales: el hombre de los brazos largos (que parece una mezcla entre el hombre del saco y Fredy Krugel), los gemelos Chicote y las hordas de bolas de sebo. Algunas veces nos libraremos de ellos con nuestro ingenio y algo de sigilo, mientras que otras veces tendremos que ser más rápidos que ellos.

little-nightmares-nomes.jpg

El título del juego me hizo reflexionar acerca de la historia que nos pretendían contar. Si prefieres descubrirlo tú solo a través de tu propia experiencia como jugador, te recomiendo jugar y que disfrutes de Little Nightmares, si en cambio, prefieres leer mi teoría, quédate.

El título parece referirse a que nosotros, el protagonista, nos encontramos en una pesadilla, un lugar siniestro donde prácticamente todos quieren matarnos. Pero si nos paramos a pensar, somos un polizón en su barco. Nos comemos su comida, los matamos y al final terminamos por comernos a su reina. Quizás seamos nosotros la pesadilla, algo que también explicaría por qué Little Nightmares, ya que el personaje es bastante pequeño en comparación con el resto. Esto es solo una teoría, y estoy seguro de que me dejo algo en el tintero.

little-nightmares-review-shoe-.jpg

Al jugar, no me di cuenta hasta el final de que el malo era yo, pero no es algo que yo pudiera elegir. En otros títulos como This War of Mine, recuerdo entrar en una casa en busca de recursos y tener que matar a una pareja de ancianos indefensos para poder hacerme con sus alimentos. En ese juego sí que consiguieron hacerme sentir como un villano. Al fin y al cabo, fue una decisión que tomé por mí mismo. Ya que estamos hablando de los fallos, a veces no me queda claro el sistema de checkpoints. Al morir aparezco a dos habitaciones del lugar donde perdí y muchas veces tan solo tengo que andar (eso sí, un buen rato) para poder proseguir con la aventura.

er.jpg

No me malinterpretéis. Little Nightmares es un gran juego. Dura aproximadamente 3 o 4 horas que jugué del tirón. Es realmente entretenido y uno llega a sentirse indefenso. En definitiva, recomiendo jugarlo. Eso sí, No creo que merezca los 20 euros que nos piden en Steam, pero si no tenéis nada mejor en que gastarlos, allá va mi sugerencia.

Puntuación: 7,5 / 10

Puntuación usuarios:
Media: 5