Diez años de videojuegos

Con esta entrada no pretendo hacer una lista de tops en los que enumere los mejores lanzamientos, más bien pretendo analizar cómo ha evolucionado el videojuego en estos últimos años. Cada generación merece su propio artículo, pero en esta ocasión trataré de forma escueta la evolución con el fin de lanzar ideas al aire y que podamos llegar a nuestras propias conclusiones.

Octava generación de consolas
Octava generación de consolas

Aunque vivamos en la más pura posmodernidad donde reina el refrito y escasean las obras con alma, es bonito ver que en cada año desde 2008, han existido juegos con una voz propia capaz de influir a toda una generación. Sin más preámbulos, demos comienzo al primer peldaño:

Secuelas y nacimientos

2008 fue un año importante para los videojuegos. Todavía se estaba librando la guerra de consolas de esta séptima generación, guerra que nos dejó grandes lanzamientos como: GTA IV, Fallout III o Gears of War II. El shooter predominaba sobre el resto, pero aún así, aparecieron obras originales entre las que encontramos Little Big Planet o Mirrors Edge. El indie se gestaba a fuego lento y asomó la cabeza con el brillante Braid. No sabíamos lo que estaba por llegar.

Los pájaros de los huevos de oro

2009 no iba a ser menos. Continuaron las secuelas exitosas con títulos como Assassins Creed II y remakes coloridos con nuevos añadidos: Pokémon Heart Gold y Soul Silver. Halo Wars vendía Xbox y mantenía los shooters en los puestos de más vendidos. Lo que sucedió este año revolucionaría un frente hasta ahora desaprovechado. Angry Birds fue lanzado a las plataformas móviles de forma gratuita y enamoró a todos sus jugadores. Aún entonces, era una locura pagar por un videojuego para móviles, aunque no tardaría en volverse de pago tras su notable éxito.

Primeros carteles de Angry Birds
Primeros carteles de Angry Birds

Normalizando el indie

2010 trae Fallout New Vegas, Bioshock II, Civilization V, Halo Reach, Mario Galaxy 2 y Pokémon Blanco y Negro entre otros. Era difícil desaferrarse de las sagas exitosas, pero por suerte aparecieron triples A que tenían algo que decir sin la necesidad de un predecesor: Red Dead Redemption y Heavy Rain. Por otro lado los indies prosiguieron su avance con joyitas como Super Meat Boy y Limbo. El móvil exploró nuevas fronteras con Fruit Ninja y Angry Birds era la gallinita de los huevos de oro (nunca mejor dicho) sacando título tras título y cayendo en su propio bucle.

El rey del indie y el sandbox

2011 fue un gran año para los indies. Pese a ello las secuelas seguían siendo mayoría (Gears of War III, Battlefield III, Call of Duty Modern Warfare III, Little Big Planet II y Mario Kart 7). Los pequeños desarrolladores demostraron que no era necesario estar podrido de recursos y lanzaron grandes títulos entre los que se encuentran Minecraft (la revolución indiscutible del indie) o Portal II. Sin embargo Bandai recontruyó un género de la mano de Dark Souls y convirtió su obra en un juego de culto. El móvil presentaba juegos originales, divertidos y gratuitos con los que construían su imperio: Where is My Water? y Apalabrados.

Minecraft y su identidad gráfica
Minecraft y su identidad gráfica

La época dorada de Youtube

2012 destacó por la variedad de títulos indies con identidad entre los que sonaban McPixel y Hotline Miami. Youtube estaba en su mejor momento y los youtubers exponenciaban los ya mencionados éxitos como Minecraft y sacaban a la luz títulos más desconocidos como es el caso de McPixel. Los triple A no levantan cabeza y se agarran a las secuelas a pesar de que Far Cry 3, Diablo III o Mass Effect III demostraran que las terceras partes no sólo podían llegar a ser buenos juegos, sino también mejores que sus predecesores. El móvil implanta un nuevo germen que contaminará el resto de lanzamientos. Clash of Clans sale al mercado y arrasa con los micropagos. Bien es cierto que no los inventaron, pero si los elevaron al máximo exponente y consagraron Supercell.

Indies, Please

En 2013 Assasins Creed volvía a la carga con su cuarta entrega seguido de secuelas como Dead Rising III, PayDay 2 o Pokémon X e Y. Por otro lado GTA V demuestra que para hacer una buena secuela hace falta algo más de tiempo. Nuevos apellidos arrasan las listas y tops, como es el caso de The last of Us y la nueva impronta que añade a Naughty Dog. El PC recibe al talentoso Outlast y a los títulos más prometedores como The Stanley Parable o Papers Please, convirtiendo al indie en un medio para crear obras con alma y merecedoras de intensos análisis.

El popular juego de Lucas Pope: Papers, Please.
El popular juego de Lucas Pope: Papers, Please.

Rozando el notable

2014 presenta más de lo mismo con Mario Kart 8, Dark Souls II, Bayonetta II o Far Cry 4. The Witcher III sorprende y los pequeños desarolladores exploran nuevas fronteras con Gods Will Be Watching (hasta España se lanza al mundo de los indies) y Valiant Hearts. Y mientras iOS y Android arrollan con títulos de calidad indiscutible, entre los que se encuentra The Banner Saga; los casinos online empiezan a ganar popularidad en el sector del juego en línea, mejorando la experiencia de sus juegos clásicos como la ruleta y el blackjack.

¿Obras de culto por menos de 10 euros?

2015 culmina grandes sagas como la de Batman (Batman: Arkham Knight) o el que se creía el último título de God of War (God of War III). Halo V parece unirse a las desarrolladoras que estrenan título al año al estilo FIFA o Call of Duty. Los indies siguen demostrando que tienen mucho que decir a través de Life is Strange, Downwell, The Crypt of the Necrodancer y con las dos joyas indiscutibles del año: Undertale y Rocket League (uno por su  excelente jugabilidad y otro por su historia y deconstrucción del RPG). Nintendo sorprende gratamente a través de uno de los mejores shooters de la década: Splatoon.

Plantel de personajes de Undertale
Plantel de personajes de Undertale

Para esto servía el giroscopio

2016 tiene un poco de todo: buenos triples A (Dark Souls III, Doom, Overwatch, The last Guardian y Uncharted IV), acertados indies (Owlboy, Inside, No Man´s Sky, Stardew Valley, Super Hot y The Witness) y por último, son los juegos móviles los que sorprenden: Mario Run y Clash Royale. Comienza un debate acerca de si se debería pagar o no por un juego móvil, obviamente la respuesta no gustaría a los jugadores. Pokémon lo vuelve a hacer y levanta a todo el mundo del sillón para jugar al tan exitoso como efímero Pokémon Go.

Actualízate

2017 es el año de la Nintendo Switch, sorprendiendo con sus juegos insignia: Breath of the Wild y Super Mario Odissey. El indie arrasa con Cuphead y Hollow Knight mientras que los triple A atraviesan un bache creativo. Asoman los primeros Battle Royale entre los que se encuentra Fornite y PUBG. Epic Games demuestra que una de las maneras para contentar a tu público y sobrepasara a tu competencia es cuidar tu juego y actualizarlo con asiduidad. Pokémon toma nota y añade avances en Pokémon Go que reviven a la comunidad.

Fortnite, uno de los Battle Royale más populares
Fortnite, uno de los Battle Royale más populares

Sólo queda esperar

La actualidad, 2018 es una muestra más de todo lo anterior. Battlefield, FIFA, Call of Duty, Assasins Creed, Fallout, FarCry, Pokémon… nadie quiere abandonar la fórmula y menos cuando los indies (A Way Out o The red String Club) y juegos móviles amenazan con tanta fuerza. Es entonces cuando los micropagos llenan los bolsillos de los desarrolladores. El futuro ya no está en manos de los triple A. Hay nuevos competidores y en algún momento se harán con el micrófono.