La necesidad de Netflix por crear una franquicia cinematográfica

Bright nace con el cometido de proclamarse como la primera franquicia cinematográfica del gigante audiovisual. David Ayer (Sin tregua, Escuadrón Suicida), fichado por Netflix, ha sido el encargado de traer este trabajo a la pequeña pantalla. Catalogada como tv movie, cumple los patrones como para considerarla una película dirigida para cines. Su presupuesto que supera los 90 millones no deja lugar a dudas. A menos de una semana de su estreno, Netflix anunció la producción de su secuela.

Fotograma de Bright, con Will Smith la nueva película de Netflix

¿Qué es Bright?

Bright es una película de acción de corte fantástica que plantea un universo en un presente alternativo en el que conviven humanos, orcos, elfos y hadas. Cada uno encerrado en un diferenciado eslabón de poder socioeconómico.

Daryl Ward (Will Smith) y Nick Jakoby (Joel Edgerton) son una pareja de policías, algo conflictivos, de la ciudad de Los Ángeles. Durante el transcurso de una misión, topan con una poderosa varita mágica que desata pasiones no amistosas desde el pasado. Tendrán que protegerla a toda costa de mercenarios y curiosos para frenar la amenaza del señor oscuro.

No es la primera vez que vemos a una pareja policial con problemas para comunicarse y cumplir las misiones que les sean asignadas. Un claro referente de esta cinta es sin duda, Alien Nation (1988).

Uno de los problemas que tiene es que interesa más el pasado que construye, que no trata en ningún momento, que el argumento en sí mismo. Trabaja sobre un arco de tramas típico, predecible y muy poco atractivo. Asimismo, la construcción que se hace de los personajes secundarios (villanos y aliados) es simple y burda. El diálogo que mantienen entre los personajes es otra de las piezas clave que sostiene la historia, el cual no destaca por su brillantez. Se refugia en diálogos explicativos que contextualizan la historia del universo y un humor desamparadamente elaborado.

Fotograma de Bright, con Will Smith la nueva película de Netflix

Por otra parte, la elección del título me parece algo desacertada, ya que no se trata más de dos líneas acerca de los Bright, y al fin y al cabo, tienen algo de repercusión.

Tras esta historia, se esconde una crítica hacia la diferencia de clases y se refleja el problema de la segregación racial a través del conflicto entre orcos y humanos. En definitiva, es una película visualmente atractiva, de entretenimiento, y que para unos u otros es una oportunidad desaprovechada por Netflix.

Puntuación: 6/10.

Puntuación usuarios:
Media: 3